domingo, 26 de junio de 2011

Muere conmigo una noche vacía,
Despierto entre amaneceres colmados de ausencias,
De apetitos suspirados, de melodías compartidas y añoradas,
De esperanzas rotas de un tal vez,
De ilusiones forasteras de un pendiente…

Muere conmigo ese tramo de piel que no mora a mi lado,
Sucumbe ese aroma delicioso que desconozco,
Y las caricias que ansío imperiosamente.
Duerme conmigo esta noche
Sabes que me encanta que me llames princesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario